martes, 18 de septiembre de 2007

El círculo del dibujo

Dibujo de una cara
sin conciencia
sus rasgos filtrados
sin distinción entre colores
incompletos

Un dibujo
eterno como los
pasos perdidos
de un fantasma
vagabundo

Sin llave
para abrir sin mesura
el estuche
de un alma idealista
medio rota

Lentamente aparecen
nuevas líneas
sombras imprecisas
formando emociones incoherentes
afablemente intensas

La inercia
que impulsa el lápiz
se transforma
y ahora tiene motor propio
cuando es necesario

Una incertidumbre
abarcando cada esquina
dibuja una ventana
que desde aquí se ve
¿y si se abre?

© Liza Lindmark

3 comentarios:

mac dijo...

Tus poemas (¿o son letras de canciones?) me han gustado mucho, tienes potencial para escribir. Hace tiempo ilustré poemas y un poco me ha recordado aquello. Gracias por el comentario, un saludo!

Jorge Ampuero dijo...

Tienes una manera muy particular e intensa de romper el silencio con tu poesía. Me gusta y yo me quedo por aquí con este verso :
"...para abrir sin mesura
el estuche
de un alma idealista
medio rota"

Espero nos leamos. Saludos...

Diego dijo...

Simplemente paranóico-crítico