miércoles, 26 de septiembre de 2007

Bang Bang

Una visita nocturna
consecuencia sin causa
anunciando un aguacero
ahumado con vapor y especias

El sabor de siempre
dilatando mis pupilas
perfección hecha luz
sosegando el frío

Cual esperado desafío
se escuchan sin cesar
expresiones sin sentido
que no se hacen esperar

Gravedad hecha piel
aplastando sentidos
inventando galaxias
con un solo respirar

Insondable universo guardado
en un mismo punto
entoxicando kilometros enteros
dosis adecuada en una cucharada


© Liza Lindmark

6 comentarios:

Diego dijo...

Me emociona saber que te emociono
Me emociona leer lo que escribes
Me emociona cada que te levantas unos segundos y espero a que vuelvas

Me emociona seguirte conociendo
Me emociona cada segundo que estmos juntos

Diego dijo...

Me emociona despertar y verte en mi mente
Me emociona cerrar los ojos y seguirte viendo

Me emociona platicarte mis miedos, mis temores, mis metas y mis objetivos
Me emociona escuchar tus miedos, tus reservas, tus razones y tus pasiones

Lo que más me emociona es saber que te emociono y el estar seguro de que así pase mucho tiempo nos seguiremos emocionando...

Jarmo Lindmark dijo...

que emocionante!!

Jorge Ampuero dijo...

Hay visitas nocturnas que nos dejan una adecuada dosis de dilatas y húmedas secuelas...
Buen poema.

Un dilatado abrazo...

e. dijo...

jajajaja... ay Jarmo!!!

But it does "read" kinky!!!!! What have you guys been up to???? ha???

Besos amiga-cuasi-suicidal!!!! e.

Harry dijo...

Harry Potter was here.