viernes, 12 de noviembre de 2010

Eres

Eres mar Amor
te abres paso en mi
floto en tu luz desde el cielo
que navega en las venas de mi memoria

Eres mi arena de plata Amor
la que pone la luna en mi reloj
cuando detienes el tiempo
con solo una mirada

Eres cauteloso Amor
cuando haces ríos en mis mejillas
que se derriten por ti
cada amanecer entre flores

Eres humedad Amor
que necesitaba mi piel con desesperación
para sanar sus cuarteaduras
de un pasado tan salado

Eres mi puerta Amor
para entrar en mi centro
y recoger cada ternura que nace
regalándote la mejor a ti

3 comentarios:

Jorge Ampuero dijo...

Intenso y delicado a la vez.

Saludos...

Anónimo dijo...

Precioso poema. Encantado de visitar tú blog, me convertiré en asiduo.

incitatüs dijo...

Eres el mar, la arena de plata y la humedad amor,
Me llenas completamente y al dejar ese espacio entre la puerta y tú,
me entrego por entero a ti.