miércoles, 3 de noviembre de 2010

Conjuro

Mañanas de invierno
que dejaron de sangrar
en oros rojos
su magia y veneno.

Aire sin oxido
devorando en laberintos
mis alientos lentos
en tus besos.

Juego sagrado
hipnotizando el fruto
atado a otro tiempo
sin penas ni noches.

Muerdo una nueva
fuerza en los labios
conjuro sobre tu piel.
su magia y veneno

1 comentario:

incitatüs dijo...

Dientes de veneno que te inyectan mi hechizado amor.